Introducción
La institución del Concurso de Acreedores se establece, de antiguo, con el fin de conseguir la satisfacción de los créditos de los acreedores. Para ello, obviamente, la Ley va a beneficiar al deudor con una serie de ventajas que no conseguiría con la negociación directa con los bancos, acreedores y administraciones públicas ni, por supuesto, con la judicialización de las deudas por parte de éstos.

Pero el Concurso, no es, en absoluto, un aspecto negativo en la vida de la empresa. Y es que, como ya decían las Ordenanzas de Bilbao de 1737, los empresarios “que no pagan lo que deben a su debido tiempo, teniendo aquel o aquellos a quienes sucede bastantes bienes para pagar enteramente a sus acreedores, y si se justificare que por accidente no se halle en disposición de poderlo hacer con puntualidad, o haciéndolo después con espera de breve tiempo, ya sea con intereses o sin ello, según convenio de sus acreedores

[…] se les debe guardar el honor de su crédito, buena opinión y fama”

La empresa debe tener presente que, tras presentar el Concurso de Acreedores persigue dos objetivos: el primero, cumplir con la legalidad vigente y evitar la responsabilidad personal directa de sus acciones; el  segundo es, básicamente, empresarial: reforzar, reflotar y estabilizar su empresa o liquidarla de forma ordenada.

La propia Ley señala: “Las soluciones del Concurso previstas en la ley son el convenio y la liquidación para cuya  perspectiva tramitación se articulan específicas fases en el procedimiento. El convenio es la solución normal del Concurso, que la ley fomenta con una serie de medidas, orientadas a alcanzar la satisfacción de los acreedores a través del acuerdo contenido en un negocio jurídico en el que la autonomía de la voluntad de las partes goza de una gran amplitud.”

Para todo ello, LEXCONCURSOS pone a disposición de sus clientes un amplio equipo de Letrados, Asesores, Consultores, Economistas, Auditores y Especialistas en Empresa, los cuales van a guiar jurídica, económica y empresarialmente a los Gestores, Directivos y Socios en esta fase de la vida de la empresa.