Las situaciones de insolvencia o de desbalance en las empresas están aumentando de manera vertiginosa debido a la crisis que sufrimos.

Pensemos que la insolvencia de una empresa como Martinsa-Fadesa, por ejemplo, no provoca sólo su declaración de Concurso, sino que afecta directamente a las empresas que trabajaban para ésta, las cuales se encuentran ahora en situación de insolvencia, lo que terminará en Concurso de Acreedores.

LEXCONCURSOS aconseja siempre a sus clientes que prevean estas situaciones de insolvencia a fin de presentar el Concurso de Acreedores Voluntario en tiempo y forma, pero, a veces, estas recomendaciones llegan tarde y la empresa con problemas económicos está ya incursa en un Procedimiento Concursal y se enfrentará ante un Concurso de Acreedores Necesario, que tendrá tramitaciones y efectos más graves que el Voluntario.

El Concurso Necesario se inicia por solicitud de algún acreedor (aunque el juez puede declarar Necesario un Concurso inicialmente Voluntario si se dan ciertas circunstancias). A dicha solicitud deberá acompañar documento acreditativo del crédito, así como su origen, naturaleza, importe, fechas de adquisición y vencimiento y situación.

La primera consecuencia, si se llega a esta situación, es la suspensión del ejercicio de las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio del deudor.

Para presentar la solicitud de Concurso Necesario, el acreedor deberá fundarla en el título por el cual se haya despachado ejecución o apremio sin que del embargo resultasen bienes libres bastantes para el pago, o bien en la existencia de alguno de los siguientes hechos:

1º El sobreseimiento general en el pago corriente de las obligaciones del deudor.

2º La existencia de embargos por ejecuciones pendientes que afecten de una manera general al patrimonio del deudor.

3º El alzamiento o la liquidación apresurada o ruinosa de sus bienes por el deudor.

4º El incumplimiento generalizado de obligaciones de alguna de las clases siguientes:

  • Las de pago de obligaciones tributarias exigibles durante los tres meses anteriores a la solicitud de Concurso.
  • Las de pago de cuotas de la Seguridad Social, y demás conceptos de recaudación conjunta durante el mismo período.
  • Las de pago de salarios e indemnizaciones y demás retribuciones derivadas de las relaciones de trabajo correspondientes a las tres últimas mensualidades.

LEXCONCURSOS dispone de profesionales que manejan información pertinente de las empresas que se encuentran en algunas de estas situaciones y que pueden fundamentar  en nombre de un Acreedor la presentación de una solicitud de Concurso Necesario.

Asimismo, en LEXCONCURSOS ofrecemos servicios encaminados a la protección jurídica del empresario que está inmerso en una situación de Concurso Necesario, a fin de minimizar las consecuencias jurídicas de esta situación y de encauzar la situación a la normalidad mediante la firma de un Convenio con los Acreedores que minimice sus responsabilidades.