ACCIDENTES DE TRABAJO

Los trabajadores que sufran un accidente laboral tienen derecho a reclamar tanto las cantidades reconocidas por la legislación laboral (prestaciones por incapacidad, recargo por falta de medidas de seguridad e indemnización por seguro de convenio), como las cantidades reconocidas por la responsabilidad civil (indemnización civil).

Prestaciones por incapacidad.

Las prestaciones por incapacidad se dividen en 5 prestaciones claramente definidas:

  1. Prestaciones por Incapacidad Temporal. En este caso, habremos de estar a cada Convenio para conocer a cuánto ascenderá la prestación en virtud de la base reguladora y de los porcentajes que se cubran. Puede alargarse durante 12 meses y, excepcionalmente, ampliarse 6 meses más.
  2. Prestaciones por Incapacidad Permanente Parcial. Se da cuando sin alcanzar el grado de incapacidad total el trabajador sufre una disminución para realizar su profesión habitual superior al 33%. La cuantía a recibir ascenderá a 24 mensualidades de la base reguladora que nos haya servido para establecer la Incapacidad Temporal.
  3. Prestaciones por Incapacidad Permanente Total. Se da cuando el grado de incapacidad es tal que el trabajador queda impedido para realizar las tareas básicas de la profesión habitual. La cuantía de esta indemnización depende de varios factores, pero puede consistir en:
    1. Una pensión vitalicia del 55% de la base reguladora (la cual dependerá de si estamos ante incapacidad derivada de accidente no labora, enfermedad común o accidente de trabajo o enfermedad laboral).
    2. Una indemnización a tanto alzado con arreglo a una escala basada en la edad del trabajador.
  4. Prestaciones por Incapacidad Permanente Absoluta. Se da cuando el trabajador se ve impedido a realizar cualquier profesión u oficio. La cuantía de la prestación dependerá, como en los casos anteriores, de la base reguladora y consistirá en una pensión vitalicia equivalente al 100% de esa base reguladora.
  5. Prestaciones por Gran Invalidez. Se da cuando ante la invalidez se hará necesaria la asistencia de terceras personas para los actos más elementales. A la cuantía que se establezca para la incapacidad total o absoluta deberá añadirse un complemento con arreglo a unas tablas establecidas.

Recargo por falta de medidas de seguridad

Se trata de un recargo, que correrá siempre por cuenta del empresario, para el caso en que éste no haya cumplido con las obligaciones referentes a la prevención de riesgos laborales.

Este recargo tendrá una cuantía, dependiendo de la gravedad, entre el 30 y el 50% del importe de la prestación que corresponda al trabajador que ha sufrido el accidente laboral.

Indemnización por seguro de Convenio

Algunos convenios colectivos, como el de la Construcción, señalan unas indemnizaciones para el caso de muerte del trabajador o incapacidad. Es el caso, por ejemplo, del convenio Colectivo de la Construcción.

Indemnización por Responsabilidad Civil

La responsabilidad Civil del empresario derivada de un accidente laboral tiene cabida en nuestro ordenamiento jurídico.

El empresario, como parte de una relación contractual (la que mantiene con el trabajador) está obligado a poner todos los medios legales y físicos pertinentes para evitar la producción de accidentes laborales.

En caso de que el empresario, por acción u omisión causara un daño al trabajador, interviniendo culpa o negligencia, estará obligado a reparar los daños y perjuicios causados.

Así pues, el trabajador podrá reclamar judicialmente contra el empresario por los daños sufridos derivados de un accidente laboral y, en su caso, repercutir contra su seguro de responsabilidad civil.